Estudio Bíblico de Malaquías No. 2

Pasamos a una porción corta: Malaquias 1:6-8

v6: Si, pues, soy YO Padre, ¿dónde está mi honra? El problema: no solo la gente era desagradable, sino que tampoco querían dar honor a Di-s, ni en sus palabras ni en sus acciones.

  • SEÑ-R: Señ-r o Maestro. Esta palabra está escrita en plural. Esto significa el Maestro Abundante, el Maestro, sobre todo.
  • Temor: Reverencia. Respeto. Miedo.
  • Sacerdotes: En esta profecía de Malaquías hay un énfasis en los sacerdotes. Los sacerdotes, que se suponía que eran los servidores de Di-s y que cumplían Su voluntad, no eran mejores que el pueblo. Eran individuos que participaban del mismo mal pensamiento que tenía el pueblo de no querer honrar, respetar o servir a Di-s.
  • Menospreciáis Mi Nombre: Tienen desprecio por el Nombre de Di-s.
  • Nombre: Nombre es sinónimo decarácter. Los sacerdotes no le dieron valor ni respeto al carácter de Di-s.

v7: Pan inmundo: El pan estaba viejo, mohoso y no apto para ser comido. Estos sacerdotes le estaban dando basura a Di-s, cosas para las que ya no tenían ningún uso. No querrían comer este pan, por lo que no estaban tratando a Di-s de la forma en que les hubiera gustado ser tratados. Esto demostró que no tenían respeto por Di-s. Esta es la razón por la que se les estaba imponiendo una carga del Señ-r.

  • Y dijisteis… la mesa del Señ-r es despreciable: Di-s está citando a la gente lo que ellos, en desafío, dicen. Su comportamiento y pensamientos mostraban desprecio. Despreciaron hacer sacrificios a Di-s o darle a Di-s lo que Él quería recibir. Bíblicamente hay una relación entre dar y adorar. Necesitamos darle a Di-s lo que Él ha requerido, no lo que queremos darle.
  • Mesa: Probablemente una referencia al altar.

v8: Ofrecen al animal ciego: Aunque era la intención del pueblo hacer esto, los sacerdotes permitieron que sucediera.

  • Malo: Cuando no hacemos lo que Di-s quiere que hagamos, cuando no estamos de acuerdo con Di-s, entonces estamos haciendo el mal. La maldad traerá el juicio de Di-s sobre la gente. Un ejemplo de esto, del que podemos aprender, es Esaú. Esaú despreció su derecho de primogenitura. Esaú no estaba interesado en servir a Di-s. Él no estaba interesado en el programa o pacto de Di-s o en lo que Di-s estaba interesado. Debido a esto, Esaú es un recipiente eterno de la ira de Di-s.
  • Presentalo, pues, a tu príncipe: La gente nunca le daría un regalo de un animal ciego, cojo o enfermo a su líder político o secular.
  • ¿Acaso se agradará? ¿Observaría él amablemente un regalo mutilado o inferior? Si este hombre, un líder secular, no vería con buenos ojos este ‘regalo’, ¿cuánto menos lo vería el Santo y Justo Señ-r de los ejércitos? La gente no tenía respeto, sensibilidad o pensamientos sobre lo que agradaba a Di-s. No vamos a experimentar cosas buenas de Di-s en nuestras vidas, Sus bendiciones o ser recipientes de Sus promesas, hasta que seamos capaces de pensar en lo que le agrada a Él, lo que Él requiere de nosotros.
  • Señ-r de los ejércitos: En este pasaje, Di-s se revela como el Señ-r de los ejércitos. La palabra ‘ejércitos’ está escrita en plural, lo que significa que se refiere a un ejército poderoso y abundante. Di-s se está revelando como Aquel que tiene fuerza, poder y autoridad. Hasta que tengamos la perspectiva correcta de Di-s, no seremos personas capaces de responderle adecuadamente. Una respuesta adecuada a Di-s comienza con conocer a Di-s. Cuando conocemos a Di-s correctamente, entonces podemos someternos adecuadamente a Él y reconocer Su autoridad sobre nuestras vidas.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error214
fb-share-icon0
Tweet 371

Leave a Reply