Estudio Bíblico de Judas No. 1

Por los profetas sabemos que vienen tiempos difíciles. Yeshúa nos enseñó (Lucas 21:28) que cuando veamos que estas cosas comiencen a suceder, (lea Lucas 21:7-36 para saber cuáles son estas cosas), debemos levantar la cabeza (una expresión idiomática o modismo para “esfuércense”) porque nuestra redención está cerca. Esta redención se refiere al Reino de Di-s, en su plenitud, estableciéndose en la tierra.

Necesitamos darnos cuenta de que la transición, del mundo como lo conocemos al Reino por venir, va a ser difícil. En muchos lugares la Escritura lo compara con una mujer en trabajo de parto. Ella soporta el dolor y la “tribulación” por la alegría de lo que está al otro lado del dolor.

Estamos entrando en tiempos peligrosos, y necesitamos compartir el único mensaje que puede traer esperanza a este mundo. Necesitamos ser personas que luchan por la verdad y por la fe.

Judas proviene del nombre hebreo “Yehuda” (Judá) que significa “alabanza”. (ver Salmo 149:5-9, especialmente el versículo 6). El enemigo odia cuando alabamos a Di-s. Como pueblo del tiempo del fin, es vital que se encuentre gran alabanza en nuestros labios, y una espada de dos filos (la Palabra de Di-s, Hebreos 4:12) en nuestras manos.

Para este estudio, todos los comentarios se basarán en la Reina-Valera 1909 y 1960. Sería muy útil familiarizarse con Judas leyendo todo el capítulo.

Sin embargo, hoy solo vamos a ver en profundidad:

Judas 1:1-2.

v1: Judas… Jacobo: Según la tradición, Jacobo y Judas eran medio hermanos de Yeshúa, siendo María la madre de los tres (Galatas 1:19, Mateo 12:46-50, Marcos 6:3).

  • Un siervo: Al presentarse como un siervo de Yeshúa, Judas nos revela que vio su relación con Yeshúa (su medio hermano) como muy diferente a la relación que tenía con Jacobo. El nombre hebreo de Jacobo es Yaakov (Jacob).
  • A los llamados: Este libro está escrito para aquellos que han respondido al llamado de salvación de Di-s, así como a Su llamado al servicio. Somos llamados con un propósito: servir, aquellos que están comprometidos con la voluntad de Di-s demuestran que son Sus discípulos.
  • Santificados: A lo largo de las Escrituras, vemos una relación entre ser llamado y santificación. Una vez que hemos respondido al llamado de Di-s, el Espíritu Santo viene a vivir en nosotros. Él obra en nuestras vidas (de una manera poderosa) y produce cambio, santificación. A medida que el Espíritu Santo obra en nuestras vidas, comenzamos a ver las cosas desde la perspectiva de Di-s y, por lo tanto, estamos listos y capacitados para servir verdaderamente a Di-s de la manera que le agrada.
  • Conservados (1909): Guardados. Esta palabra está escrita en tiempo perfecto en griego. Esto significa que fue verdad en el pasado, es verdad ahora y será verdad por la eternidad.

v2: Misericordia: Absolutamente nada en nuestras vidas agradará a Di-s hasta que seamos recipientes de Su misericordia. A través del evangelio recibimos Su misericordia y entramos en una relación de pacto con Él. La misericordia no es solo algo que recibimos una vez, sino que es algo que recibimos diariamente (Lamentaciones 3:22-23).

  • Paz: Bíblicamente, la paz se puede definir como el resultado del cumplimiento de la voluntad y el propósito de Di-s en nuestras vidas. Cuando estamos en paz con Di-s, cuando obedecemos la Palabra de Di-s, el resultado será paz en nuestras vidas (Isaias 26:3). Solo podemos tener paz con Di-s una vez que hayamos recibido Su misericordia.
  • Y amor os sean multiplicados: La palabra para “multiplicarse” está escrita en singular, lo que nos dice que no se refiere a la multiplicación de la misericordia y la paz (que se dan en su medida completa), sino que de hecho se refiere a la multiplicación del amor en nuestras vidas. Es solo a través de la misericordia de Di-s que nos encontramos en la voluntad de Di-s (en paz) y solo en ese momento el amor de Di-s se multiplicará en nuestras vidas. Muchas personas están frustradas, confundidas o no reconocen la verdad bíblica. La razón de esto es que Di-s no está mediando Su amor en sus vidas porque están en desobediencia. Cuando experimentamos el amor de Di-s, se produce un cambio positivo en nuestras vidas. El amor de Di-s es poderoso y nos transforma. A medida que experimentemos este tipo de amor, se nos multiplicará.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error215
fb-share-icon0
Tweet 371

Leave a Reply