Estudio Bíblico de Romanos No. 25

Comenzamos esta semana estudiando Romanos 8:1-6

Este capítulo es fundamental y es básico para nuestra fe. Necesitamos entenderlo, para que podamos vivir con seguridad, sabiendo que pertenecemos a Di-s y que tenemos una esperanza segura de entrar en Su Reino. La única forma en que vamos a ser invitados al Reino de Di-s es a través de la fe, aferrándonos a lo que el Mesías ha hecho por nosotros: poniendo Su vida en la cruz para que Su sangre pueda limpiarnos de nuestro pecado.

v1: Ahora: Ahora que estamos enuna relación de pacto con Di-s, a través del Señ-r y Salvador, el Mesías Yeshúa, todo es diferente.

  • Ninguna condenación: Todos van a ser juzgados. Sin embargo, los creyentes son juzgados por la recompensa. Los creyentes no serán rechazados por Di-s y tampoco experimentarán la condenación o el castigo eterno. Los incrédulos experimentarán tanto el rechazo como el castigo eterno.
  • En el Mesías Yeshúa: EN el Mesías Yeshúa significa estar en una relación de pacto con Él. Si no estamos en esta relación de pacto con Él, entonces seremos uno de los condenados.
  • No andan conforme a la carne: No andar conforme a nuestros deseos carnales (consistente o regularmente) es evidencia de que estamos en una relación con el Mesías. Aunque a veces fallamos y cedemos a los pecados, este no debe ser el testimonio principal de nuestra vida.
  • Andan… conforme al Espíritu: Como creyentes y discípulos del Señ-r necesitamos tener un comportamiento que muestre consistentemente que estamos siendo guiados por el Espíritu y no por nuestra carne.

v2: Vida en el Mesías Yeshúa: Cuando estamos en una relación de pacto con el Mesías, experimentamos la vida a través del Espíritu Santo.

  • Me ha librado de la ley del pecado: Pablo hace esto personal. Él fue puesto en libertad personalmente cuando entró en esta relación de pacto.
  • La ley del pecado y de la muerte: Cuando no hemos sido redimidos por la gracia de Di-s entonces esta es la ley que está obrando dentro de nosotros. En la Escritura, el pecado siempre está relacionado con la muerte. Cuando operamos de acuerdo con la ley del Espíritu, el resultado será vida. Cuando operamos de acuerdo con la ley del pecado (o de la carne) el resultado será la muerte.

v3: Nota: Aprendimos en el capítulo 7 que la Ley es buena, justa y santa. El problema no es con la Ley. Di-s nos dio la Ley y todo lo que Di-s nos da es bueno y perfecto (Santiago 1:17).

  • Débil: Esto está escrito en el tiempo imperfecto en griego. Cuando algo en griego está escrito en imperfecto, podemos anticipar un cambio que se avecina. Cuando estábamos en la carne (en nuestro estado carnal no redimido) la ley no produjo nada bueno en nuestras vidas debido a nuestras debilidades. Cuando no éramos salvos, todo lo que la ley podía hacer por nosotros era señalar el hecho de que somos pecadores y que no cumplimos con los estándares de Di-s.
  • Di-s enviado su Hijo: Había un problema. Nosotros, siendo débiles, no pudimos resolver el problema del pecado en nuestras propias vidas, por lo que Di-s hizo un cambio para resolver este problema por nosotros.
  • Su Hijo en semejanza de carne de pecado: Aunque completamente Di-s, Yeshúa vino a la tierra como completamente hombre. Como todos nosotros, Yeshúa tenía el potencial de pecar. Pero nunca lo hizo (1 Pedro 2:21-22). Yeshúa fue el Cordero Perfecto, y también fue un sacrificio acepto, capaz de quitar los pecados de todo el mundo (Juan 1:29).
  • (Él) condenó al pecado en la carne: Él hizo esto al recibir la condenación sobre Sí mismo. Siendo sin pecado Él no merecía esta condenación – recibiendo el castigo completo por transgredirse la Ley – pero lo hizo para que no tuviéramos que recibir esta condenación y para que pudiéramos ser eternamente libres.

v4: Justicia de la ley: Hay una relación inherenteentre la Ley y la justicia. La Ley no es un instrumento de justicia. Esto significa que no es la Ley la que nos hace justos, pero cuando la aplicamos a nuestra vida nos muestra lo que es la justicia y la injusticia.

  • Fuese cumplida en nosotros (1909): Escrito en pasiva. Esto significa que no podemos hacerlo por nosotros mismos. Como creyentes tenemos una responsabilidad.Este versículo no está hablando de ser declarados justos cuando creemos (lo cual somos), sino que está hablando de andar o comportarse con rectitud, vivir de una manera que cumpla con el estándar justo de la Ley.
  • No andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu: La única forma en que podemos caminar en el Espíritu y no en la carne es a través del Nuevo Pacto. Es solo a través del Nuevo Pacto que podemos recibir el Espíritu (Isaias 59:20-21). Este Nuevo Pacto es un pacto de redención, ratificado con la sangre del Mesías. Esto nos da una esperanza segura o confianza para saber que vamos a ser recipientes eternos de las promesas de Di-s.

v5: Piensan en las cosas de la carne: ¿Cómo estamos pensando? ¿Pensamos según la carne, nuestra naturaleza carnal?

  • Los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu: Queremos tener pensamientos espirituales… pensar en cosas espirituales. Cuando caminamos en el Espíritu, comenzamos a pensar de acuerdo con el orden de Di-s: pensamos de acuerdo con los propósitos o la voluntad de Di-s.

v6: El ocuparse de la carne es muerte: Cuando vivimos en la carne, pensamos en la carne y hacemos las cosas de la carne, el resultado es muerte.

  • Vida y paz: Esto es lo que Di-s quiere para Su pueblo: vidas que reflejen la justicia de Di-s y manifiesten la gloria de Di-s. La paz no depende de nuestras circunstancias en este mundo, sino del hecho de que estamos en un pacto eterno con Di-s.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error197
fb-share-icon0
Tweet 371

Leave a Reply