Estudio Bíblico de Romanos No. 50

Veamos ahora Romanos 14:1-12

No debemos condenar a los que son hermanos en la fe, o a los que están fuera del cuerpo de creyentes. Nuestro deseo debe ser que todas las personas puedan recibir la verdad y ser bienvenidos en el Reino de Di-s. En este capítulo, Pablo NO está tratando con Kashrut o las leyes kosher (leyes dietéticas en el Antiguo Testamento con respecto a la comida). Está lidiando con un asunto completamente diferente: la cuestión de si está permitido comer carne o no. En este capítulo, Pablo también trata de la observancia de ciertos días (extrabíblicos, tradicionales). Ninguno de estos temas debe llevarnos a condenar o juzgar la postura que otras personas toman sobre estos temas.

v1: Disputas: Opiniones (1960).No somos llamados a discutir o disputar cosas que son áreas “grises” en la Biblia. Necesitamos tratar con cosas discutibles, pero no con el propósito de condenar a otros o expulsarlos de la congregación local.

v2: Comer de todo: Nadie disputó que las frutas y verduras eran aceptables. El debate fue específicamente sobre la carne. Basado en la Palabra de Di-s, comer carne está permitido (Génesis 9:3-4).

  • Legumbres: Esto incluiría frutas.

v3: No: Escrito en forma de mandato. Hubo una discusión entre estos dos grupos diferentes de personas. Ambos grupos estaban basando su punto de vista en las Escrituras, pero la interpretación o conclusión de un grupo (según Pablo) era incorrecta. No obstante, Pablo instruyó a ambos grupos a no despreciarse ni condenarse mutuamente.

  • Di-s le ha recibido: Ambos grupos de personas han recibido el Evangelio por fe. Un grupo resulta ser más débil en la fe que el otro grupo, pero Di-s, debido a su fe y no según a lo que comen o no comen, ha recibido a ambos grupos de personas.

v4: Siervo ajeno (1909): Ambos grupos mencionados anteriormente son siervos del Mesías. Él es el Único que puede juzgar si Su siervo está haciendo lo correcto o lo incorrecto.

  • Está en pie, o cae: Es el amo del siervo el que juzga a su siervo. Los consiervos no tienen el permiso ni la autoridad para hacer este llamado.
  • Poderoso es el Señ-r para hacerle estar firme: Aunque algunas personas son débiles en la fe, Di-s es poderoso para sostenerlos y establecerlos. Es capaz de hacer crecer y madurar a las personas. Él es capaz de completar la obra que ha comenzado en la vida de las personas (Filipenses 1:6).

v5: Nota: Pablo comienza a hablar de otro tema en este versículo. Este no es un versículo que trata sobre el Día de Reposo o las festividades bíblicas, sino que está relacionado con fechas extrabíblicas que se establecieron, días tradicionales, etc. Por ejemplo., Navidad, etc.

  • Hace diferencia entre día y día: Esta persona observa un día específico de manera diferente a otro día. Le dan más importancia a ciertos días que a otros. Pablo está explorando la idea de si está permitido o no celebrar o reconocer estos días culturales extrabíblicos o tradicionales.
  • Plenamente convencido en su propia mente: Pablo está diciendo que este es un asunto de conciencia. Si somos guiados, basándonos en nuestra propia conciencia, que un día es diferente y debe celebrarse, etc., entonces no hay nada de malo en celebrar este día.

v6: Hace caso del día: Literalmente la palabra para “piensa”.

Nota: En ambas situaciones, ya sea al comer o al observar los días tradicionales, estos grupos de personas toman sus decisiones en función de su fe (ya sea fuerte o débil) o su compromiso con Di-s. Ambos grupos de personas tienen el deseo de honrar a Di-s en la forma en que se comportan. El objetivo de ambos conjuntos de personas es dar gracias a Di-s. Este tipo de disputas no deben causar división en el cuerpo de creyentes.

v7: Ninguno de nosotros vive para sí: Este es un principio fundamental. No vivimos para nosotros mismos, pero todos debemos vivir para el Señ-r. Debido a que estamos comprometidos con el Señ-r, también debemos preocuparnos por otras personas.

  • Ninguno muere para sí: Tanto si vivimos como si morimos, todo lo nuestro debe ser ofrecido a Di-s. Estamos llamados a vivir con sacrificio.

v8: Pues si vivimos, para el Señ-r vivimos: Este es el objetivo de los que tienen fe. Todo lo que tenemos pertenece al Señ-r y debemos darle gracias por todo.

  • Del Señ-r somos: Le pertenecemos. Esto habla de la esperanza eterna que tenemos.

v9: Esto: Pablo está hablando de una cosa, pensamiento principal aquí.

  • El Mesías murió y resucitó (Él fue resucitado) y volvió a vivir: El Mesías hizo todo esto por nosotros. Todo lo que hizo fue para el mejoramiento, la salvación de la humanidad. Hizo cosas basadas en nuestro bienestar según los estándares y la voluntad de Di-s.
  • Para ser el Señ-r: Gobierne sobre.Esta es la mentalidad que debemos tener: Yeshúa es nuestro Señ-r. Él es a Quien debemos someternos y Él gobierna sobre nosotros. Cada decisión que tomamos debe basarse en lo que es agradable y correcto ante Di-s.

v10: Hermano: Un compañero creyente.

  • ¿Por qué menosprecias a tu hermano? Cuando tenemos una actitud crítica o condenatoria hacia los hermanos creyentes, Pablo nos está revelando que de hecho los estamos despreciando. Esto no es lo que deberíamos estar haciendo, ya que esta no es la posición de fe. Cuando tenemos fe, estamos llamados a amar a nuestros hermanos, no a despreciarlos.
  • El tribunal del Mesías: Como creyentes, el juicio que recibiremos, cuando nos presentemos ante el Mesías, será un juicio de recompensas. Estas cosas en disputa, estos asuntos de conciencia no son para que los juzguemos o condenemos. En última instancia, el Mesías es Aquel que hará una declaración de juicio con respecto a ellos, en cuanto a si eran puntos de vista apropiados para sostener o no. Sufriremos una pérdida de recompensa por aquellas cosas que hicimos inapropiadamente, pero por aquellas cosas que hicimos que se consideraron apropiadas seremos bendecidos.

v11: Escrito está: Isaías 45:23.

  • Toda lengua confesará: Todos van a tener que hacer una confesión – no unos a otros, sino a Di-s.
  • A Di-s: Este es otro verso importante que nos revela la divinidad del Mesías. Todo juicio ha sido dado al Mesías (Juan 5:27).

v12: Cada uno de nosotros: Todo creyente.

  • Cuenta de sí: Cada uno de nosotros va a tener que dar cuenta de lo que hemos pensado, dicho e hecho. La buena noticia es esta: basado en el evangelio, ese juicio no determina dónde vamos a pasar la eternidad: el cielo o el infierno. Aunque podemos sufrir una pérdida de recompensas (1 Corintios 3:15), nuestro futuro eterno permanece seguro.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error214
fb-share-icon0
Tweet 371

Leave a Reply