Estudio Bíblico de Isaías No. 142

Como cristianos entendemos que hay un gran beneficio en reconocer quién es el Mesías. La Biblia, en un intento de ayudarnos a reconocerlo, está llena de profecía que apunta a su primera venida. Cuando leemos acerca de lo que Yeshúa dijo e hizo, podemos estar seguros de que Él era y es el Prometido. El judaísmo tiene una visión muy diferente. El judaísmo dice que el Mesías sólo puede ser proclamado (sólo podemos tener fe en Él) después de que haya completado todo lo que se supone que debe hacer el Mesías. Esta es la razón por la que, en su mayor parte, lo identificaron erróneamente en Su primera venida, ya que sólo en Su segunda venida hará las cosas que, según la ley judía, se espera que haga el Mesías. El judaísmo, en general, ignora lo que fue profetizado y cumplido por el Mesías en su primera venida. Algunas de las profecías las atribuyen al pueblo judío en lugar de verlos como mesiánicos (por ejemplo, ver a Israel como el siervo sufriente en lugar de ver esto como algo que se aplica al Mesías).

v7: Hermosos: El plan de salvación de Di-s nos trae gran alegría, bendición y placer.

  • Montes: Las montañas tienen que ver con la autoridad y el gobierno. El Mesías traerá su propio gobierno, uno que no tendrá fin. Él estará por encima de toda autoridad terrenal.
  • Los pies: Estos pies pertenecen a Aquel (literalmente: evangelista) que proclama la buena noticia de la salvación. Este versículo señala con precisión las implicaciones de la primera obra del Mesías: la de proclamar la salvación (la salvación es de lo que se trataba la primera venida del Mesías).
  • Paz: Cuando respondemos al plan de salvación de Di-s, experimentamos paz; la paz es el cumplimiento de la voluntad de Di-s. El evangelista hace que se escuche la voluntad de Di-s.
  • Alegres nuevas (buenas noticias):La palabra “evangelio” significa “buenas noticias”.
  • Bueno: Bueno también es una palabra que tiene que ver con la voluntad de Di-s. Todo lo que se hace según la voluntad de Di-s se pronuncia “bueno”. Todo lo que no se hace según la voluntad de Di-s se llama maldad. Es sólo la voluntad de Di-s la que nos da paz. Necesitamos entender la relación entre el evangelio y estar en la voluntad de
    Di-s.
  • Paz…alegres nuevas…salvación: Es cuando respondemos a las buenas noticias de salvación (Yeshúa) que estaremos en la voluntad de Di-s y experimentaremos la paz de Di-s.
  • Salvación: La salvación es más que sólo el perdón del pecado. Yeshúa vino al mundo no sólo para perdonarnos por nuestros pecados, sino que vino para salvarnos de ellos. Esto significa que a través del Mesías obtenemos la victoria sobre nuestros pecados. Nuestro pecado no nos derrota, pero el Mesías nos da la capacidad de vencer las cosas de este mundo.
  • Sión: Palabra que habla de la excelencia de Di-s. Es una palabra que está relacionada con el Reino. Los que están en Sión son los que tienen una esperanza, un llamado y una invitación para el Reino.

V8: (literalmente) “¡Voz de tus atalayas! Alzarán la voz, juntamente darán voces de júbilo; porque ojo a ojo verán que el Señ-r vuelve a traer a Sión”.

  • Atalayas: La palabra usada aquí es una palabra que tiene un grado de espera con anticipación adjunto. Es una palabra que alude a una seguridad de que lo que está esperando va a suceder. Estos atalayas están esperando el resultado de la redención. Como creyentes sabemos que Di-s ha hecho la obra de redención mediante la sangre del Cordero. Este trabajo (tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento) se realizó en Pesaj – el día 14 del mes de Aviv (este mes más tarde se llamó Nisán) – Éxodo 12, Lucas 22.
  • Ojo a ojo: El órgano de la vista. Los ojos tienen que ver con la capacidad de ver algo.
  • El Señ-r vuelve a traer a Sión: Es Yeshúa quien va a regresar a Sión. El nombre del Señ-r del que se habla aquí es el nombre sagrado de Di-s. Esta es otra indicación bíblica clara de que el Mesías Yeshúa es Di-s.

v9: Soledades (ruinas) de Jerusalén: Jerusalén sólo está en ruinas (destruida) cuando el pueblo está en el exilio. El pueblo prorrumpe en gritos de alegría porque su exilio llega a su fin. La redención (el Reino) comienza donde termina el exilio. La redención posiciona al pueblo de Di-s para adorarlo.

  • Consolado: Kfar Nahum – Capernaum – la aldea del consuelo es donde Yeshúa se mudó inmediatamente antes de comenzar Su ministerio terrenal. Esta aldea fue erigida en el Siglo II a.C. en anticipación de que el tiempo del Mesías estaba cerca (Isaías 8:22 – 9:1). Zabulón y Neftalí fueron dos porciones de tierra para estas tribus como herencia. Capernaum era el pueblo que unía estas dos tierras. Fue en Capernaum donde la luz del Mesías comenzó a brillar por primera vez. Di-s se consuela a sí mismo y a su pueblo cuando se restablecen sus propósitos para su pueblo.
  • A Jerusalén ha redimido: Yeshúa salió de Galilea para hacer Su obra de redención en Jerusalén. Jerusalén es sinónimo del Reino. Esta es la razón por la que el rey David trasladó la ciudad capital de Hebrón a Jerusalén (2 Samuel 5). Mudarse a Jerusalén se considera una especie de transición mesiánica. Esto lo veremos en su plenitud cuando el Mesías regrese a Jerusalén en los últimos días.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error214
fb-share-icon0
Tweet 371

Leave a Reply