Estudio Bíblico de Isaías No. 150

Este capítulo nos describe cosas relativas a los últimos días. Es un pasaje que habla de la fe en el Reino: lo que Di-s quiere de su pueblo. En este capítulo hay un énfasis en que los no judíos son parte del pueblo de Di-s. El plan de Di-s siempre ha incluido a las naciones – los gentiles (Génesis 12:3). Di-s creó a Israel de manera sobrenatural. Di-s permitió a Abraham y Sara, que habían sido estériles, concebir un hijo de la promesa cuando eran muy ancianos. Di-s les prometió este hijo, basándose en Su deseo de bendecirnos y darnos una experiencia del Reino, no sólo por una temporada o un tiempo, sino por toda la eternidad.

v1: Guardad derecho y haced justicia: Guardar el juicio de Di-s (lo que dice Di-s). Este es un mandamiento. Di-s obviamente quiere que nos comportemos con justicia, pero esta palabra también habla de gobernar (y reinar). Esto no se trata de castigo, sino de gobernar como juez, dar decretos, tomar decisiones piadosas.

  • Haced justicia: Es cuando estamos de acuerdo con el juicio de Di-s sobre una situación (Su decisión) y nos aferramos a lo que Él ha dicho (valorándolo y guardándolo) que vamos a estar ejecutando y produciendo justicia. Juicio/Justicia es paralelo a la rectitud. Cuando estamos de acuerdo con Di-s y con Sus gobernantes (Sus decisiones) en ciertos asuntos, entonces seremos personas que harán justicia.
  • Está mi salvación para venir: Esto no se refiere a la salvación con respecto a la obra del Mesías en Su primera venida. Esto está hablando de una salvación del Reino – la victoria que vamos a recibir en el Reino de Di-s.
  • Salvación…justicia: Estos dos son conceptos paralelos. Cuando caminamos en nuestra salvación (cuando experimentamos la victoria de Di-s en nuestras vidas), se manifestará en nuestras vidas a través de la justicia: estaremos haciendo justicia (Mateo 6:33).

v2: Bienaventurado: Felices los que de cierta manera se comportan (Mateo 5:3-12).

  • Hombre: Palabra aramea que habla de un ser humano. El énfasis de este pasaje no está en la comunidad judía, sino en ver a los gentiles (la humanidad en un sentido general) caminando en las verdades de Di-s. Esto es lo que Di-s llamó a Israel a hacer. Se suponía que serían una influencia, una luz para las naciones. Estaban destinados a ayudar a las naciones a abrazar las mismas cosas que Di-s le dio a Israel para que abrazara.
  • Guarda: guardar la ley, guardar los mandamientos que Di-s ha dado (el sábado y no hacer el mal son los dos mandamientos mencionados en este versículo), no es solo para el pueblo judío, sino que es algo que Di-s requiere de toda la humanidad (no guardar los justos requisitos de la ley para ser salvos, pero, porque somos salvos, guardamos los justos requisitos de la ley).
  • Hijo de hombre: Literalmente: Hijo de Adán, es decir: un ser humano (judío y gentil).
  • Para no profanarlo: Esta es una palabra que significa que es algo que debe aplicarse a nuestras vidas.
  • Guarda el día de reposo: Hoy en día no hay templo ni altar y por lo tanto no se pueden ofrecer sacrificios del sábado como lo exige la ley de Moisés (Números 28:9-10). No podemos guardar el sábado hoy según la letra de la ley. Esto no significa que estemos exentos de guardarla en el espíritu o la novedad de la ley – es decir, de una manera redimida (Romanos 7:6-7). El mensaje del sábado es tan importante y relevante para nuestras vidas hoy como lo fue en los días de Moisés. Yeshúa se llamó a sí mismo el Señ-r del sábado (es decir, el Señ-r del Reino – Marcos 2:27-28). Muchos de los milagros que Yeshúa realizó fueron en sábado. El sábado es un día apartado para el descanso y la restauración – un día apartado para pasar en la Palabra y con la Palabra – Juan 1:1-4. El sábado habla del orden de Di-s (es una palabra del Reino). Guardar el sábado muestra un deseo de ser restaurado a Su orden. Guardar el sábado hoy significa que podemos estudiarlo, podemos proclamar su mensaje de descanso y restauración a los demás y podemos aplicar su verdad a nuestras vidas. Guardar el sábado debería ser una bendición y un beneficio para nuestras vidas, nunca una carga.
  • Guarda… el sábado…que guarda su mano de hacer todo mal: El paralelismo nos ayuda a interpretar los pasajes correctamente. Cuando aplicamos correctamente los principios del sábado a nuestras vidas (según la guía del Espíritu), nuestras manos harán el bien (es decir, la voluntad de Di-s) y se abstendrán de hacer el mal. Guardar el sábado tendrá un efecto santificador y purificador en nuestras vidas, ayudándonos a hacer la voluntad de Di-s.

v3: Y el extranjero: un gentil, un no judío.

  • Sigan: Adjunto. En la forma pasiva esta es la misma palabra para un levita. Un levita era alguien que se unía, ayudaba o servía junto a los sacerdotes. Esto es lo que ha hecho el gentil en este versículo: se ha unido al Señ-r, está sirviendo al Señ-r.
  • Me apartará totalmente el Señ-r de su pueblo: Esto no es algo que un gentil creyente debería decir. Di-s no hace distinción entre judíos y gentiles que creen en Él (Gálatas 3:28, Colosenses 3:11, 1 Corintios 12:13).
  • Eunuco: Alguien que no puede tener hijos, ya sea por elección propia o, en la mayoría de los casos, por obligación. Su futuro, su herencia, su legado se han secado, a los ojos del mundo, porque no puede tener hijos.

Nota: Desde la perspectiva de Di-s: el eunuco y el gentil no deben pensar que no tienen futuro en el Reino. Ambos (en el Mesías) tienen un futuro de Reino.

v4: Guarden mis días de reposo… escojan lo que yo quiero… abracen mi pacto: Estos son conceptos que son paralelos. El Señ-r se deleita en Sus sábados. Cuando elegimos lo que el Señ-r desea o en lo que se deleita, cuando queremos aplicar la verdad del sábado a nuestras vidas, es evidencia de que nos aferramos al pacto de Di-s, fieles a sus mandamientos. Aplicar los principios bíblicos a nuestras vidas no es legalismo. El legalismo se define como “hacer buenas obras y obedecer la ley para merecer o ganar la salvación”. No hacemos buenas obras ni obedecemos los mandamientos de Di-s para ganarnos la salvación. Como creyentes, aquellos que estamos EN el Mesías, hacemos buenas obras y obedecemos la ley como evidencia/fruto de salvación. Si afirmamos ser creyentes, guiados por el Espíritu de Di-s, pero pensamos que el sábado es irrelevante y no tiene significado alguno para nosotros, entonces no estamos escuchando del Espíritu de Di-s sino que vivimos en engaño.

v5: Incluso para ellos: En los días de Isaías, los eunucos (especialmente aquellos que habían tomado la decisión de castrarse para poder trabajar en lugares donde pudieran volverse muy ricos – Hechos 8:27) eran considerados separados de Di-s… Fueron vistos como parias y rechazados por la familia de Di-s. Di-s está diciendo aquí que incluso aquellos que habían tomado decisiones imprudentes y que alteraron sus vidas, como lo hicieron los eunucos, podrían arrepentirse y encontrarse restaurados a una relación correcta con Di-s: estar unidos a Él y ser capaces de servirle.

  • Mi casa: una morada. Un lugar de intimidad familiar.
  • Mis muros: Los muros hablan de protección. Aquellos que se arrepientan y se aferren a Di-s experimentarán los beneficios de estar en una relación de pacto con Él.
  • Un lugar (literalmente: mano) …. y nombre: este es un modismo hebreo. Habla de acciones (lo que se hace con nuestras manos, nuestro comportamiento) que llevan a que nuestro nombre sea conocido. Di-s les dará a estos individuos una buena reputación, una reputación basada en su compromiso con su relación de pacto con
    Di-s.
  • Nombre perpetuo (eterno):Tendrán una esperanza del Reino.
  • Que nunca perecerá.: Una vez que hayamos entrado en una relación de pacto (unidos con Di-s a través del Mesías), parte de Su familia, nada podrá cambiar esa realidad.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error214
fb-share-icon0
Tweet 371

Leave a Reply