Estudio Bíblico de Timoteo No. 6

Cuando leemos una verdad (sin filtrar, al pie de la letra, es decir, lo que dice literalmente la Biblia) pero va en contra de la narrativa de lo que nos han enseñado, ¿qué hacemos con esa verdad? Queremos ser personas que agraden a Di-s. Agradarle implica ser gente de verdad. Nunca debemos tratar de torcer o moldear la verdad para hacerla más agradable para las personas, más agradable para nuestras agendas, etc. Nuestro deseo siempre debe ser buscar la verdad con humildad y sinceridad (Prestando atención a la verdad que recibe una dura reputación “controversial”) para que podamos obtener una comprensión correcta de lo que la Palabra nos está enseñando. Necesitamos ser personas que concienzudamente manejen correctamente la Palabra de Di-s (2 Timoteo 2:15). (A veces esto implica luchar con un texto, que es lo que vamos a hacer aquí).

V8: Quiero, pues: A la luz de lo que Pablo acaba de hablar – es decir, su llamado y su hablar en fe y verdad.

  • Quiero: Esta es una palabra fuerte que precede a una instrucción. Di-s nos da los deseos de nuestro corazón (Salmo 37:4), pero cuando creemos en Él, Él es quien pone esos deseos en nuestro corazón en primer lugar (Filipenses 2:13).
  • Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar: Este no es el propio deseo de Pablo. A través de la inspiración del Espíritu Santo (2 Timoteo 3:16-17), este es el deseo de Di-s que ha sido puesto en el corazón de Pablo.
  • Los hombres: Aquí no se utiliza el término inclusivo para ‘todas las personas, hombres y mujeres’. Esto se refiere específicamente a los hombres. Es muy importante que los hombres oren por los demás. La reputación pública de un creyente debería ser la de orar por los demás.
  • En todo lugar: En todos los lugares. No hay excepciones.
  • Santas (Piadosa): Esta no es la palabra normal que se usa para ‘santo’. Es la palabra para ‘piadoso’ – lo que es apropiado, lo que refleja un carácter Divino (justo).
  • Levantando manos santas (piadosas): Esto significa honrar o respetar a Di-s. Necesitamos respetar los caminos de Di-s y querer que se haga Su voluntad en nuestras vidas, así como en las vidas de los demás.
  • Sin ira: Sin ningún sentimiento duro, malo o inadecuado (ira) hacia nadie.
  • Ni contienda: Literalmente: Sin pensar a fondo.La palabra utilizada aquí es una palabra para discusión o debate. No necesitamos pensar demasiado en orar por los demás (pensar en sus aciertos y errores, sus pensamientos, sus acciones, lo que nos gustaría que Di-s cambiara en ellos, etc.). Cuando oramos por las personas, necesitamos orar para que Di-s se mueva en sus vidas, que la voluntad de Di-s se haga en sus vidas, que Di-s produzca dentro de ellos los cambios necesarios que Él considera necesarios, no los que pensamos que son necesarios en sus vidas. Necesitamos dejar nuestros prejuicios fuera de nuestras oraciones por otras personas. Ora por ellos y deja los puntos definitorios a Di-s.

v9: Nota: Lo primero que Pablo le habla a Timoteo con respecto a las mujeres es cómo se presentan públicamente con respecto a su moda.

  • Asimismo, que las mujeres se atavíen de ropa decorosa: La reputación pública de una mujer creyente debe ser que se viste modesta y apropiadamente. Esto significa que no se viste de manera provocativa: se viste de tal manera que llame la atención sobre su cuerpo o sus rasgos físicos.

Nota: Un papel muy importante de una mujer creyente es no llamar la atención de ninguna manera. Di-s creó mujer tras hombre (Eva fue creada después de Adán) y creó a una mujer para que fuera su ayuda idónea (Génesis 2:18, 20-22). Como ayudante de su marido, se supone que la mujer no debe ser quien ocupe un lugar central en el matrimonio. Si una mujer es obediente y sumisa a su llamado de ayudar a su esposo, será un instrumento que ayudará a su esposo y a su familia a profundizar más en la voluntad de Di-s.

  • Con pudor y modestia: De mentalidad sobria. Necesita pensar cuidadosamente para qué situación o circunstancia se está vistiendo y, a la luz de las instrucciones de Di-s, debe vestirse apropiadamente.
  • No con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos: Las culturas han cambiado a lo largo de los siglos, pero el principio subyacente sigue siendo el mismo: las mujeres no deben llamar la atención por su forma de vestirse, de peinarse o de arreglarse. con sus joyas. El cabello, las joyas y la ropa no están mal en sí mismos, pero si se usan para hacer alarde de la riqueza, hacer alarde de la sexualidad, provocar tropiezos por parte de hermanos y hermanas (lujuria, envidia), etc., entonces rápidamente caen en la categoría. de “no agradar a Di-s”.
  • Vestidos costosos: Pablo no está diciendo que necesitemos comprar ropa barata. Nuestra apariencia, sin embargo, no debería gritar “riqueza” o que hemos hecho de gastar dinero en nosotros mismos una prioridad en nuestras vidas.

v10: Corresponde: Ajuste. Adecuado.

  • Piedad: Ser alguien que refleja un carácter semejante a Di-s: humilde, justo, no orgulloso.
  • Buenas obras: ¿Nos vestimos y nos presentamos de una manera adecuada para aquellos que profesan ser piadosos? No es nuestra apariencia la que debería marcarnos, y ser aquello por lo que la gente nos recuerda. Nuestras buenas obras deberían ser más memorables que nuestra apariencia. Di-s no mira nuestra apariencia (1 Samuel 16:7). Sin embargo, nuestras obras son sumamente importantes para Él y tienen consecuencias eternas (Hebreos 6:10-12, Apocalipsis 22:12). ¡No seas rico en ropa… sé rico en buenas obras!

v11: La mujer aprenda en silencio: Pablo está hablando dentro del contexto de una congregación o asamblea local. No era la norma en los días de Pablo que un hombre se levantara y predicara/enseñara y que todos los demás simplemente escucharan y se fueran a casa (como nuestros servicios religiosos hoy). En los días de Pablo era normal que hubiera mucha interacción entre el maestro y la congregación. El maestro presentaría sus declaraciones y luego habría una respuesta de los integrantes de la asamblea. El aprendizaje se produjo a través de la discusión y el debate. Los problemas iban y venían: algunos estaban de acuerdo y otros en desacuerdo.

Quien quisiera dar su opinión, tenía su opinión (es eso por lo que Pablo advirtió que los servicios debían realizarse de manera ordenada y no volverse caóticos – 1 Cor 14:40). Por lo general, un hombre no se lo tomará como algo personal cuando alguien no esté de acuerdo con él. Una mujer es mucho más sensible y, si alguien no está de acuerdo con ella, puede tomárselo como algo personal y guardarle rencor o ofenderse. Pablo quería proteger a las mujeres de esto. Una forma de protegerlos era permitirles aprender, pero, como principio general, hacerlo en silencio: sin participar activamente en el debate público, sino haciendo cualquier pregunta que pudieran haber tenido en casa (1 Corintios 14:34-35).

  • Con toda sujeción: la sumisión para una mujer no se limita al aprendizaje. Es uno de los rasgos principales que debe poseer en todos los aspectos de su vida.

v12: Porque no permito a la mujer enseñar … sobre el hombre: No hay nada malo en que una mujer enseñe a otras mujeres y enseñe a los niños (Tito 2:3-5). Aquellas mujeres que son maduras en la fe deberían enseñar y discipular a aquellas mujeres que son inmaduras en la fe. Tampoco hay ninguna advertencia contra las mujeres que comparten (sobre asuntos de fe o dan su testimonio, etc.), oran o profetizan en un entorno congregacional (1 Corintios 11:5). Es una mujer que enseña formalmente dentro de la congregación local lo que Pablo dice que es inadmisible aquí.

  • No permito … enseñar: La doctrina, la disciplina y la dirección en una congregación local deben ser supervisadas y dejadas en manos de los hombres (los ancianos). Una mujer nunca debe usurpar o desafiar la autoridad de su esposo, pero tampoco debe desafiar la autoridad que Di-s les ha dado a los ancianos temerosos de Di-s dentro de una congregación local.
  • Ni ejercer dominio: Para gobernar (Génesis 3:16).
  • Estar en silencio: Esta palabra para “silencio” habla de un rasgo de carácter. Una mujer no debe ser bulliciosa ni llamar la atención, sino que debe mostrar un espíritu tranquilo y apacible (1 Pedro 3:1-6).

v13: Nota: Algunas personas pueden argumentar que la enseñanza femenina era un problema cultural en aquel entonces, pero que hoy está bien. Este versículo pone freno a las obras del argumento cultural. Los peinados han cambiado culturalmente. El cabello trenzado no significa lo mismo hoy que en los días de Pablo. Pero las mujeres que enseñan en la iglesia no tienen que ver con diferencias culturales. Este versículo lo pone en el contexto de algo que es universal y por lo tanto aplicable en todas las culturas.

  • Adán fue formado primero: Hay un orden en la creación, una prioridad. Parte del orden de Di-s es que Él eligió crear al hombre primero (Génesis 1:26-27, Génesis 2:7, 18-24).
  • Después Eva: Del hombre salió la mujer (Génesis 2:21-22). Ella fue creada después. Ella quedó en segundo lugar.

v14: Engañado: Esta es la palabra para ser ‘seducido’.

  • La mujer: Eva
  • Transgresión: ‘ Trans’ es una palabra que significa “extenderse” para “atravesar o pasar”. Habla de traspaso o violación de límites. Eva fue llamada a ser ayuda de Adán. Fue seducida por la serpiente y comenzó a tomar decisiones separada de su marido (Génesis 3:6). Según ELLA la fruta parecía buena, agradable y deseable y por eso comió de ella. Pero luego hubo consecuencias para sus acciones (Génesis 3:16). Estas consecuencias no sólo afectaron a Eva y tal vez a un par de generaciones de mujeres después de ella. Todas estas consecuencias todavía nos afectan hoy. Estas consecuencias no cambian de una cultura a otra. El castigo eterno y la maldición del pecado han sido eliminados para aquellos que creen en el Mesías, pero eso no significa que se hayan eliminado las consecuencias terrenales.

Nota: Todas las personas (hombres y mujeres) tienen fallas y tendencias pecaminosas y rebeldes. Pero en este contexto el énfasis está en las mujeres. Lo que Pablo está revelando es que hay una tendencia común entre las mujeres a traspasar sus límites y a usurpar o ir más allá del dominio/límites que la Palabra de Di-s ha establecido para ella. Este mandamiento (1 Timoteo 2:12) protege y cuida a la mujer. Las mantiene dentro de los límites de un espacio seguro y les ayuda a frenar una tendencia natural que tienen (como hijas de Eva) de traspasar sus límites.

v15: Nota: Hemos aprendido que una mujer está llamada a ser una ayuda. Está llamada a ser modesta, sumisa y a no llamar la atención. También hemos aprendido que ella tiene una tendencia a traspasar sus límites, y por eso Di-s gentilmente le encargó a su esposo que la gobernara y la cuidara. En este versículo aprendemos de algo más que la ayuda o la asiste con las consecuencias del pecado que enfrenta.

  • Salvará: La palabra usada aquí no siempre se refiere a salvación, es una palabra que también puede usarse para referirse a sanidad (ya sea espiritual o física). Cuando se usa en el contexto de la curación, se refiere a ser restaurado a una posición adecuada.
  • Salvará engendrando hijos: Al tener hijos (ser madre), una mujer comenzará a experimentar que Di-s trabaja para provocar un cambio en ella, una restauración de regreso a la intención y los propósitos originales de Di-s para ella. La palabra utilizada aquí para “tener hijos” va más allá del simple proceso de dar a luz. Es una palabra que alude a la esencia de ser madre: una mujer que toma en serio su papel de madre de sus hijos. La maternidad afecta la percepción que una mujer tiene de sí misma. Los niños tienden a hacerle ver la realidad de quién es ella realmente. Ser madre tiene un efecto reparador en la mujer.
  • Ellas: Mujeres
  • Santificación, con modestia: Mentalidad sobria. La capacidad de pensar correctamente (pensar según la Palabra de Di-s).
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error214
fb-share-icon0
Tweet 371

Leave a Reply