Estudio Bíblico Corintios No. 52

Vamos a terminar el capítulo 3 estudiando 2 Corintios 3:12-18

v12: Así que: Basado en lo que Pablo ya ha enseñado en este capítulo.

  • Teniendo: Esta palabra está escrita en tiempo presente. Esto significa que es una realidad actual para los creyentes.
  • Tal esperanza: Pablo está enfatizando el hecho de que tenemos una esperanza única, particular. La esperanza no se origina en nuestros deseos (lo que queremos, lo que esperamos) sino que siempre está conectada a las promesas de Di-s. Nuestras expectativas siempre deben basarse en lo que Di-s ha prometido. Pablo tenía esta esperanza en las promesas de Di-s: que lo que Di-s ha dicho será una realidad.
  • Franqueza: Pablo tiene confianza y seguridad absoluta, no solo en sus pensamientos sino también en la forma en que habló. Pablo está diciendo que lo que él cree y sabe, se atreverá a hablar, a utilizarlo para el propósito de Di-s.

v13: Moisés: Bíblicamente, Moisés era el mediador, el agente, entre Di-s e Israel. Él medió la Ley, los Mandamientos, y había una gloria unida a esta Ley. El rostro de Moisés brillaba por lo que tuvo que cubrirlo con un velo. La Ley no es algo que debamos condenar o menospreciar como algo malo, o pensar que es pasada, abolida o que el Mesías vino a destruirla (Mateo 5:17).

Él vino a cumplir la Ley por nosotros y en nosotros. Al hablar de la Ley, Moisés habló del hecho de que la bendición y la maldición acompañaban a la Ley (Deuteronomio 30:15-20). En la cruz, Yeshúa lidió con la parte de la Ley de la ‘maldición’ para que la parte de la Ley de ‘vida’ y ‘bendiciones’ se hiciera realidad en las vidas de aquellos que creían en Él.

¡La Ley era y sigue siendo gloriosa! Pablo nos dice en Romanos 7:12 que la Ley es santa, y los Mandamientos son justos y buenos. Aunque todavía es gloriosa, se está desvaneciendo y un día, pero no todavía, desaparecerá por completo.

  • No fijaran la vista en el fin de aquello que había de ser abolido: Moisés se puso un velo para que los hijos de Israel no miraran y vieran que el fin se desvanecería, que no era permanente. Moisés quería que se concentraran en el mensaje de la Ley. Él no quería que su atención se centrara en la gloria que se desvanece que estaba unida a la Ley.

v14: Entendimiento: Pensamientos. Esta es una palabra para perspectiva. En este caso demuestra que tenían una perspectiva equivocada. Estaban encaprichados con solo mirar esta gloria que se desvanecía.

  • Hasta el día de hoy: Desde Moisés hasta Pablo, e incluso hasta el día de hoy, sus mentes se endurecen cuando se lee el Tanakh (la Biblia hebrea, comúnmente conocida como el Antiguo Testamento).Nada ha cambiado. No ven las cosas correctamente (es decir, con la comprensión adecuada).
  • Antiguo Pacto: Antiguo Testamento.
  • El mismo velo no descubierto, el cual por Mesías es quitado: La razón por la cual la gloria de la Ley se disipa es porque había algo más grande en el horizonte que las letras señalaban: la muerte del Mesías por nosotros. Moisés no quería que se enfocaran en esta gloria que se desvanece, sino en la palabra misma: lo que decía, la voluntad de Di-s y los propósitos que revela la Ley. Ese mismo velo aún permanece, ya que la única forma de quitarlo es a través del Mesías. El Mesías no eliminó la Ley. Quitó el velo para que podamos entender correctamente por qué la gloria de la Ley se está desvaneciendo y por qué ya no había necesidad del velo.

v15: Moisés: Refiriéndose a la Ley de Moisés, los primeros 5 libros del Antiguo Testamento.

  • El velo está puesto sobre el corazón de ellos: Algo causó que estuviera allí.

v16: Cuando: En el momento exacto en que alguien cree.

  • Se conviertan: Esta es una palabra para arrepentimiento.
  • Señ-r: Pablo se está refiriendo a Yeshúa. Uno de los dispositivos hermenéuticos que nos ayudan a interpretar la Palabra de Di-s es prestar siempre atención a cómo se habla del Mesías, ya sea por Su nombre, un título, Salvador, maestro, Señ-r, etc. Prestar atención a esto puede ayudarnos a comprender mejor el texto que estamos leyendo. Pablo está hablando aquí de personas que se vuelven hacia el Señorío de Yeshúa – reconociendo Su autoridad y sometiéndose a Él. Cuando nos sometemos al Señorío de Yeshúa, a través de la fe, entonces este velo se quita.

v17: El Señ-r es el Espíritu: Estar en el Mesías, tener esa relación de Nuevo Pacto con Él y someterse a Su Señorío, se manifiesta a través del Espíritu Santo que entra en nosotros para cambiarnos y transformarnos. Trae el orden del Reino a nuestras vidas. El Espíritu de Yeshúa y el Espíritu Santo son uno y lo mismo.

  • Libertad: El Espíritu nos da libertad. Esto no significa libertad para hacer lo que queramos hacer. No significa libertad para pecar. Lo que sí significa es que ahora tenemos libertad para servir a Di-s. Es por eso que Yeshúa es llamado ‘Señ-r’ en este versículo. Nos convertimos en siervos de Di-s a través del Mesías.

v18: Nota: Este versículo resume todo el propósito de este tercer capítulo.

  • Por tanto: Una palabra que muestra un contraste. No somos como los que tienen el rostro velado. Tenemos una realidad diferente.
  • Todos: Refiriéndose a todos los creyentes – ninguno excluido. Esta es una transformación que todos tenemos en común. Tenemos la capacidad de ver y comprender las cosas correctamente.
  • Cara descubierta: Cuando aceptamos a Yeshúa, ese velo se quita.
  • Espejo (reflexión): Algunas Biblias traducen esta palabra como ‘espejo’. Cuando se ha quitado ese velo, vemos las cosas con claridad y, por lo tanto, podemos reflejar adecuadamente la gloria de Di-s. Eso es lo que hace un discípulo, un seguidor, un imitador: refleja la gloria de Di-s. No somos divinos, por lo que no emitimos luz como lo hace Di-s (Lucas 9:29 Apocalipsis 21:23), pero tenemos un llamado a reflejar esa misma gloria, no la gloria de la Ley que se desvanece, sino la gloria del Espíritu de Di-s.
  • Imagen: Relacionado con la palabra ‘icono’. Una réplica exacta del original.

Nota: Aunque estamos reflejando la gloria de Di-s, no estamos ocultos ni cubiertos como lo estuvo Moisés. La gloria que demostró Moisés (la gloria de la Ley) era una gloria que se iba haciendo menor, que se iba desvaneciendo. Nuestra gloria es del Espíritu, el mismo Espíritu del Mesías.

  • Somos transformados: Experimentado metamorfosis. El Espíritu nos cambia de gloria en gloria. No somos salvos por nuestras obras. Sin embargo, habiendo sido salvos, nuestras obras están llamadas a reflejar la gloria de Di-s, a través de Su Espíritu que nos es dado cuando reconocemos y nos sometemos a Su Señorío.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error215
fb-share-icon0
Tweet 371

Leave a Reply