Estudio Bíblico Corintios No. 56

Nuestra última lectura de esta semana es 2 Corintios 5:11-21

Di-s nos ha dado trabajo para hacer. Un gran aspecto de este llamado se llama el ‘ministerio de la reconciliación’. Esto implica llevar a las personas a una intimidad eterna con Di-s a través del evangelio.

v11: Pues: Este es unapalabra de transición. Nos dice que Pablo está llegando a una conclusión basada en lo que ha revelado antes de esta palabra.

  • Temor: Terror. Miedo. Fobia. Una fobia puede ser una amenaza imaginaria o una amenaza legítima, algo que, con razón, debería hacernos temer. Pablo se refiere aquí a la ira de Di-s, la amenaza de Su juicio eterno. Di-s es colérico o iracundo, y va a juzgar el pecado. El mejor ejemplo de la ira de Di-s es la cruz. El hecho de que a Yeshúa se le ordenara morir en una cruz nos dice que el juicio de Di-s y Su ira son reales. Necesitamos entender que Di-s no es débil. No ignorará ni pensará a la ligera en el pecado. La cruz nos recuerda que esos pensamientos están fuera de lugar.
  • Persuadimos a los hombres: Aquellos que han recibido al Mesías, que han creído en la verdad, que se han sometido a la autoridad de la palabra de Di-s, que conocen la realidad de la ira de Di-s, van a persuadir a los hombres para que establezcan un pacto con Di-s (reconciliarse con Di-s, ser redimido).
  • Lo que somos: En este contexto, puede entenderse mejor como siendo transparente.
  • Y espero: La esperanza de Pablo era que él, y sus compañeros, no solo fueran vistos físicamente por los corintios, sino que las conciencias de los corintios también los discernieran, es decir, que supieran las razones, motivaciones y propósitos de por qué Pablo hizo las cosas que hizo.

v12: No nos recomendamos: Pablo no estaba allí para buscar su aprobación. No tenía nada que ver con Pablo o sus compañeros, sino con el propósito de Di-s.

  • Una ocasión: Cuando Pablo fue a esta congregación les dio una oportunidad espiritual. Di-s les había enviado a Pablo para que les diera revelación. Las oportunidades espirituales están conectadas con la eternidad. No debemos descuidarlos ni ignorarlos.
  • Gloriaros: Jactancia.Esta palabra declara o revela algo públicamente. También puede entenderse como regocijo. La gente se jacta de lo que es bueno, lo que agrada, lo que trae alegría a sus vidas. Pablo no está diciendo que queremos la atención, sino que esta es una oportunidad para dar testimonio o testificar, para revelar algo.
  • Apariencias: Literalmente ‘de la cara’. Nota: Para algunas personas ‘ver es creer’.
  • No en el corazón: El corazón es una palabra de pensamiento – como un hombre piensa en su corazón…. Muchas veces en la Biblia, cuando se menciona la palabra ‘corazón’, nos dice que es un modismo para el discernimiento (lo que pensamos, etc.). Pablo está diciendo aquí que algunas personas solo se guían por lo que ven, y no reflexionarán ni pensarán sobre las cosas internamente para llegar a la verdad. Estos corintios pueden jactarse, regocijarse con respecto a Pablo, etc., ya que él había vivido su compromiso con Di-s de una manera perceptible, visible. Vivió de esta manera porque creía sinceramente que Di-s es iracundo y juzgará a los pecadores.

v13: Nota: Pablo da dos situaciones muy diferentes en este versículo: O ‘esto’ o ‘aquello’.

  • Si estamos locos: Estar fuera de. Actuar de manera única… la gente puede decir que actúa de una manera que tal vez no sea digna desde un punto de vista mundano. El mundo no entiende este comportamiento.
  • Es para Di-s: Cada vez que nos comportamos de manera inusual, extraña o no según las normas de la sociedad, desde una perspectiva mundana, Pablo dice que lo hacemos para Di-s. Es nuestro servicio, nuestro compromiso con Él lo que el mundo no puede entender.
  • Si somos cuerdos: Mente sobria. Comportamiento habitual.Pablo quería tener un testimonio que pudieran discernir y apreciar, que pudieran comprender fácilmente.

v14: Pensando esto: Esta es la conclusión a la que ha llegado Pablo.

  • Uno: Mesías Yeshúa.El amor del Mesías lo hizo, lo obligó, a ir a esa cruz.
  • Uno murió por todos: Yeshúa murió por toda la humanidad (Juan 3:16).
  • Todos murieron: Yeshúa, que nunca había pecado, se hizo pecado por nosotros. Los pecados de todo el mundo fueron puestos sobre Él. El resultado del pecado es la muerte, el juicio… por eso Yeshúa tuvo que morir. Cuando Él murió en la cruz, todos los que lo reciben también mueren (muertos al pecado y vivos para el Mesías). En cierto sentido, a través del Mesías, todos morimos, todos recibimos el castigo (el juicio de Di-s) por ser violadores de la Torá. Él lo tomó por nosotros, pero se acredita a nuestra cuenta. Ya no andamos bajo la ley, sino siendo guiados por el Espíritu, en la fe. Es a través de la fe que cumplimos la justicia de la ley.

v15:Pablo ahora nos va a decir la razón por la que Yeshúa murió.

  • Los que viven: Hablando de los creyentes.
  • Ya no vivan para sí: El Mesías murió para que pudiéramos vivir para Él – no para nosotros mismos, no para nuestras necesidades o deseos.
  • Para Aquel que murió: Necesitamos vivir para el Mesías Yeshúa.
  • Resucitó: Yeshúa fue resucitado de entre los muertos por Di-s el Padre. Di-s el Padre, al resucitarlo de entre los muertos, confirmó la suficiencia, la perfección de la ofrenda del Mesías. Era aceptable para Di-s. La resurrección de Yeshúa aquí es clara, pero nuestra resurrección (nuestro Reino futuro) también se insinúa aquí. Si morimos con Él, también resucitaremos como Él.

v16: De aquí en adelante: Esta es una especie de reacción en cadena. Algo sucedió (en este caso, esta muerte) que nos lleva a pensar de otra manera ‘a partir de ahora’, desde el momento en que creemos.

  • De manera que: Discernir las cosas. Calcula las cosas. Ya no vemos las cosas desde una perspectiva terrenal, sino que vemos las cosas de otra manera.
  • A Mesías conocimos según la carne: Hay dos interpretaciones, perspectivas principales de esto. La primera es que el Mesías vino en carne y fue conocido como ser humano. La gente podía tocarlo, hablarle, escucharlo. La segunda posibilidad es que llegamos a conocer al Mesías desde una perspectiva carnal. No queríamos experimentar la ira de Di-s, o ser sentenciados eternamente al infierno, por lo que nuestra motivación para llegar a la fe inicialmente fue carnal.
  • Ya no lo conocemos: Esta forma carnal de venir al Mesías (temor a la ira, etc.) ya no es nuestra motivación para conocer al Mesías. Ya no necesitamos vivir con temor a la ira de Di-s. No tener seguridad de nuestra salvación, tener miedo constante de la ira o el juicio de Di-s, nos hace tener una comprensión o percepción equivocada de la obra del Mesías. La obra del Mesías fue suficiente. Él cumplió perfectamente la obra, el propósito y la voluntad de Di-s para que podamos tener seguridad. Como creyentes, nunca debemos preocuparnos por la ira de Di-s. El Mesías tomó esa ira sobre sí mismo cuando murió por nosotros. Ahora vivimos para Él, no por temor a la ira de Di-s, sino por el deseo de agradarle porque lo amamos.

v17: Si alguno: Aplicable a todos los creyentes.

  • En el Mesías: Estar en una nueva relación de pacto con Él.
  • Cosas viejas: Escrito en plural. Nuestros viejos hábitos, nuestras viejas formas de pensar, nuestras viejas formas de hacer las cosas, etc.
  • Pasaron: Escrito en singular. Como nosotros, que ahora somos considerados muertos en el Mesías, estas cosas viejas también deben ser consideradas muertas en Él.
  • Nuevas: Lo que Di-s comenzó en el pasado es verdad ahora y seguirá siendo verdad en el futuro. Estas cosas nuevas nos acompañan. Hacen que seamos diferentes. Estas cosas nuevas se convierten en una nueva realidad para nosotros.

v18: Todo esto proviene de Di-s: Él es Aquel que ha realizado todas estas cosas con el propósito de la reconciliación, Él es la causa de ellas y Él debe ser el destinatario de toda alabanza, toda gloria, toda acción de gracias.

  • Reconcilió: La reconciliación produce un cambio específico.
  • Nos reconcilió consigo mismo por medio del Mesías Yeshúa: Es sólo a través del Mesías Yeshúa que podemos ser reconciliados con Di-s.
  • Y nos dió el ministerio de la reconciliación: Esto se remonta a lo que Pablo dijo antes. Hemos sido manifestados y somos transparentes, para que podamos reconciliar a las personas con Di-s a través del Mesías. Queremos ver todas las cosas puestas bajo el Señorío de nuestro Señ-r y Salvador, el Mesías. Cuando las personas se reconcilien con Di-s, ya no temerán el juicio de Di-s. A cada creyente se le ha dado el ministerio de la reconciliación. Tenemos la obligación absoluta de estar pensando a propósito, con intención, de cómo podemos estar en la presencia de otros con el propósito de reconciliarlos con Di-s a través del Mesías Yeshúa. A todos se nos ha dado este ministerio, y todos debemos actuar en consecuencia para que Di-s pueda comenzar a cumplir Sus propósitos en nuestras vidas.

v19: Di-s estaba en el Mesías: Este es un gran texto para hablar sobre la divinidad del Mesías. Di-s lo hizo a través del Mesías, a través de la unicidad de su Unidad.

  • Reconciliando consigo al mundo: Di-s va a traer un cambio a toda la creación, a todo el mundo. Cada aspecto de este mundo va a ser tratado en base a la reconciliación. El que no está reconciliado con Di-s, el que no está reconciliado, experimentará la ira de Di-s.
  • No tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados: Así es como Di-s reconcilió consigo mismo a aquellos que recibieron el evangelio. Esto es una promesa. Di-s obró a través del Mesías para que Él no contará, no enumerará, no reconocerá nuestras transgresiones. Nuestros pecados han sido tratados en la cruz. Hemos sido perdonados.
  • Palabra: El plan, el propósito.

v20: (Maduro): Muchas Biblias traducen esta palabra como ’embajador’, pero esto no está correctamente traducido. Es una palabra que se refiere a unanciano en una congregación presbiteriana. Se refiere a aquellos que son lo suficientemente maduros para dirigir esa asamblea. Pablo está diciendo que en nombre del Mesías somos maduros, somos los ancianos (mayores, incluso un bebé en Cristo es más viejo espiritualmente que alguien en el mundo) y con eso viene una autoridad dada por Di-s sujeta a la voluntad, propósito y revelación de Di-s.

  • Reconciliaos con Di-s: Esto está escrito en imperativo, lo que significa que reconciliarse con Di-s es un mandamiento. También se escribe en pasiva. Cuando algo está escrito en pasivo, sabemos que es algo que no podemos hacer por nosotros mismos, pero que debe hacerse por nosotros. Entonces, reconciliarse es un mandamiento, pero no podemos hacerlo por nosotros mismos. Ser un recipiente de la reconciliación viene como resultado del ministerio del Mesías, y Su ministerio continúa a través de los individuos. Los creyentes tienen esa palabra de reconciliación y la comparten con otros y animan a otros a recibir la reconciliación. No podemos reconciliarnos con nosotros mismos, pero podemos recibir y convertirnos en recipientes de la reconciliación de Di-s consigo mismo por medio del Mesías.

v21: Nota: Este versículo nos da una comprensión adecuada de esta obra de reconciliación.

  • Al que no conoció pecado (Entendido – Él (Dios Padre) lo (Yeshúa) hizo): Yeshúa no tenía conexión alguna con el pecado en Su propia vida. No tenía experiencia con eso. El pecado era extraño para Él.
  • Por nosotros lo hizo pecado: Ni Di-s el Padre ni Di-s el Hijo se beneficiaron de esto. Fue todo para nosotros. Necesitábamos ser salvados, necesitábamos esta reconciliación, necesitábamos este perdón. Di-s cargó nuestros pecados sobre Yeshúa para que Él tomara el castigo y no nosotros. Y, al no ser castigados, por lo tanto, podríamos disfrutar de la vida eterna, la vida del Reino. La justicia de Di-s fue confirmada a través de Su juicio del pecado sobre el Mesías.
  • Para que nosotros fuésemos hechos justicia de Di-s: Comocreyentes vamos a experimentar, vamos a documentar, la justicia de Di-s.
  • En Él: En esta relación de pacto con el Mesías.

Nota: Cuando vivimos nuestras vidas siendo heraldos del mensaje de salvación (el evangelio), hablando sobre los medios para reconciliarnos con Di-s, y cuando vivimos con discernimiento, tomando decisiones justas, etc., nuestras vidas van a ser cambiadas mucho. Uno de los cambios que experimentaremos es tener paz interior, contentamiento, ese gozo que vence todos los ataques que el enemigo pueda lanzarnos.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error197
fb-share-icon0
Tweet 371

Leave a Reply