Estudio Bíblico de Romanos No. 16

Pasamos a Romanos 5:1-5

Cada creyente tiene la esperanza de ser llevado al Reino de Di-s y experimentar la presencia de Di-s por la eternidad. Todo creyente puede conocer y experimentar las promesas y bendiciones de Di-s.

v1: Justificados pues por la fe: Cuando nosotros, por fe, recibimos el Evangelio, la consecuencia es que Di-s nos justifica – nos declara justos. Esto significa que Di-s trata el problema del pecado, perdonándonos perfectamente, desde el punto de vista del Reino. Como creyentes, Di-s ya no ve el pecado en nuestras vidas, sino que ve la justicia de Su Hijo. Esta es una seguridad que podemos tener.

  • Paz: Experimentamos la paz como resultado de estar en la voluntad de Di-s.
  • Por medio de nuestro Señ-r: No podemos experimentar la paz por nuestros propios medios.

v2: Por quien también tenemos entrada: A través de Yeshúa tenemos acceso a Di-s el Padre. Este acceso nos pone en contacto con todo lo bueno, piadoso y justo, todo lo que está conectado con la voluntad de Di-s. Aquellos que han sido justificados quieren ver el pecado eliminado de sus vidas, no solo la consecuencia eterna del pecado, sino el empoderamiento diario para no tener que vivir en pecado en esta vida.

Nosotros somos incapaces de justificarnos. Necesitamos la intervención de Di-s. Asimismo, necesitamos acceso a la provisión de Di-s para alejarnos del pecado en nuestras vidas. Es solo cuando hemos sido justificados por la fe que podemos tener acceso a la provisión de Di-s para que podamos servirle fielmente, llevando a cabo Sus propósitos, deseos y voluntad en nuestras vidas.

  • Gracia: Esta es la fuente de la provisión que tenemos de Di-s. Tenemos una comprensión estrecha de la gracia si solo pensamos en ella con respecto a la salvación. La gracia de Di-s nos salva. A través de Su gracia encontramos el perdón de nuestros pecados y la reconciliación con Di-s. Pero la gracia de Di-s no se limita a la salvación. La gracia de Di-s también obra en nuestras vidas para movernos u obligarnos a hacer la voluntad de Di-s (Tito 2:11-14). Aquellos que son salvos están interesados en hacer la voluntad de Di-s, porque saben que la voluntad de Di-s es el mejor plan para sus vidas.
  • Estamos firmes: Esta palabra para ‘estar’ está escrita en el perfecto. En el momento en que creímos, nos paramos ante Di-s de una manera en que Di-s nos recibiría. Eso es cierto para hoy e incluso en el futuro esto no va a cambiar. Cuando estuvimos parados, nos paramos ahora y nos pararemos ante Di-s en el futuro, Él nos ve como justos a través de Su Hijo. Esto no cambia. La gracia es suficiente para toda la eternidad, y por esta gracia nos mantenemos firmes.
  • Nos gloriamos en la esperanza: tenemos confianza y seguridad ya que conocemos el resultado de la voluntad de Di-s. La esperanza piadosa nunca se basa en los deseos que se originan en el interior de un ser humano. Lo que esto significa: la esperanza divina no es llevar nuestros propios deseos ante Di-s y pedirle que nos conceda nuestros deseos. Esto no es una acción o un comportamiento asociado con la fe. La esperanza, una expectativa segura, está conectada con las promesas de Di-s.
  • La gloria de Di-s: Existe una relación inherente entre el Reino de Di-s y la manifestación de Su gloria. La gloria de Di-s se ve en Su Presencia (2 Corintios 4:6).

v3: No solo esto: La implicación es que hay más de lo que hemos estudiado hasta este punto, a saber, reconciliación, justificación por la fe, la gracia de Di-s y acceso a la provisión de Di-s, etc.

  • Nos gloriamos en las tribulaciones: Los que se han reconciliado con Di-s (amigos de Di-s) se convierten en enemigos del mundo (Santiago 4:4). Aquellos que son enemigos del mundo van a experimentar conflictos o tribulaciones (Hechos 14:22). Pasar por la tribulación no nos amerita ni gana un lugar en el Reino de Di-s. No podemos ganar nuestra salvación pasando por la tribulación. Sin embargo, antes de que se establezca el Reino de Di-s, la iglesia, los que creen, van a experimentar una gran persecución, tribulación.
  • Sabiendo: No solo saber algo teórica o lógicamente, sino saberlo experiencialmente.
  • Paciencia: Resistencia. Una habilidad para continuar caminando en la voluntad de Di-s a pesar de sufrir por ello (“empujando a través del dolor”). La resistencia es buena.

v4: Prueba: Muchas Biblias (como la LBLA) traducen esta palabra como ‘carácter’, pero es literalmente la palabra para documentación – tener un testimonio, tener pruebas. A medida que perseveramos fielmente, caminando constantemente en la voluntad de Di-s, a pesar de lo que estamos experimentando, documenta o testifica de nuestra fe en Di-s.

  • Esperanza: Cuando otros ven que estamos perseverando y caminando fielmente con Di-s a través del sufrimiento, que tenemos un buen testimonio, les produce esperanza. Es un testimonio para ellos que estamos dispuestos a sufrir o hacer lo que sea necesario para llegar a ese Reino de Di-s. Esta perseverancia es un testimonio para otros acerca de los maravillosos planes que Di-s tiene para el futuro: los planes de Su Reino para Su pueblo.

v5: No avergüenza: La esperanza no es algo que nos vaya a avergonzar. Conocemos el carácter de Di-s. Él cumplirá lo que ha prometido.

  • Espíritu Santo: Isaias 59:20-21. El Mesías es el Redentor. El resultado de la redención es una relación de pacto eterna con Di-s. La evidencia de este pacto eterno es el Espíritu de Di-s moviéndose en nuestras vidas para traer orden y cambio. Todo en la vida de un creyente que es bueno, piadoso, justo y agradable a Di-s se debe a la obra del Espíritu Santo en nuestras vidas
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error214
fb-share-icon0
Tweet 371

Leave a Reply