Estudio Bíblico de Romanos No. 21

Pasamos a Romanos 6:12-23

Aunque es posible que no nos consideremos a nosotros mismos con este término, todos somos esclavos. O somos esclavos de la injusticia (lo que significa que nuestro amo es el diablo), o somos esclavos de la justicia (y nuestro Amo es el Mesías).

v12: Pues: A la luz de lo que Pablo ha dicho en los versículos anteriores: a saber, estar muertos al pecado y vivos para Di-s, es decir, en esta nueva condición.

  • Reine: Gobernar. Ser el rey Hasta que recibamos el mensaje del evangelio estamos en la esclavitud del pecado. Con nuestro propio poder, intelecto o conocimiento no podemos cambiar nuestra situación, somos esclavos de la injusticia. Como creyentes, hijos de Di-s, no podemos dejar que el pecado se enseñoree de nuestras vidas, no podemos vivir en obediencia al pecado y sus deseos.

v13: Presentéis: Someter.Ceder. Entregar.

  • Vuestros miembros: Sus partes. Pablo está hablando de las partes de nuestro cuerpo, nuestros órganos, nuestro propio ser, etc.
  • Instrumentos: La palabra literal para esto en griego es armas. La elección de palabras de Pablo nos enseña que estamos en una batalla espiritual.
  • Iniquidad: Hay una conexión entre la iniquidad y el pecado. Y, en última instancia, ambos conducen a la muerte eterna, la consecuencia eterna del pecado.
  • Sino: A diferencia de lo que se acaba de decir
  • Literalmente: Os habéis presentado a Di-s: Pablo está escribiendo el libro de Romanos a los creyentes en Roma. Han aceptado el Evangelio y, de esta manera, ‘se han presentado a Di-s’. Ahora son diferentes a los no creyentes. Ya no son esclavos del pecado. Ya no tienen ninguna conexión con el diablo y ya no necesitan obedecer a Satanás.
  • Muertos: Esta era su condición anterior. Anteriormente habían estado muertos espiritualmente, y su comportamiento había testificado de muerte, ya que estaba enraizado en el pecado.
  • Pecado… Di-s: Pablo usa el paralelismo entre Di-s y el pecado, la justicia y la injusticia. O vamos a servir al pecado, o vamos a servir a Di-s.

v14: Enseñoreará: Gobierno. Señorío. El pecado no debe reinar sobre nosotros; no debe ser nuestro amo.

  • Bajo: Esta es una palabra que habla de autoridad.Ya no estamos bajo la autoridad o la eterna condenación, castigo de la ley.
  • Bajo la gracia: El instrumento que Di-s usa para producir cambios en nuestras vidas es Su gracia. A nuestra naturaleza humana no le gusta que le digan qué hacer, por lo que es muy fácil rebelarse cuando se establece la ley. Sin embargo, la gracia no nos obliga. Aunque defiende la ley, no establece la ley. Pero la gracia nos persuade. La gracia cambia nuestra perspectiva. La gracia nos permite elegir obedecer el espíritu de la ley (la justicia de la ley, el propósito de la ley) por amor y no por la fuerza. A través de la gracia de Di-s, nos convertimos en recipientes de Su amor. Conocer el amor de Di-s hará que deseemos demostrar nuestra nueva naturaleza, nuestras nuevas condiciones. Queremos demostrar nuestro amor por Él, y es por amor que guardamos Sus leyes y no por compulsión.

v15: No estamos bajo la ley: Como creyentes no estamos bajo la autoridad, el juicio o el castigo de la ley, pero eso no significa que debamos tener el deseo de violar la ley.

  • Bajo la gracia: La gracia no lleva a la desobediencia; conduce a la obediencia. Cuando Yeshúa (la Palabra) se hizo carne, encarnó la ley. Él nunca transgredió, pecó o violó la ley. Tenía un carácter de justicia. Su Espíritu en nosotros, el Espíritu Santo, nos lleva a comportarnos de la misma manera que lo hizo Yeshúa.

v16: Si os sometéis a alguien como: Lo que sea, o a quien sea, a quien os sometáis o cedéis.

  • Esclavos para obedecerle: Sea lo que sea a lo que nos presentemos, nos convertimos en esclavos de esa ‘cosa’, y comenzamos a obedecerla.
  • Pecado para muerte: Si somos esclavos del pecado entonces esto nos llevará a la muerte eterna.
  • Obediencia para justicia: La obediencia a las cosas de Di-s lleva a la justicia.

v17: Aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido: Hay un cambio, una transformación.

  • Obedecido de corazón: Hemos obedecido el Evangelio, el Plan de Salvación de Di-s. Este cambio ha llevado a una nueva condición del corazón. La única solución para el pecado es la redención.
  • Obedecido aquella forma de doctrina: Cuando creemos, nos convertimos en un ejemplo vivo (o patrón) de la nueva condición en la que estamos debido a la salvación. Nos convertimos en un ejemplo de lo que Yeshúa enseñó. La redención conduce a la justicia.
  • Doctrina: Enseñanza, es decir, lo que revela la Palabra de Di-s.

v18: Libertados:Escrito en pasiva. Esto no es algo que podamos hacer por nosotros mismos. Ha sido hecho por nosotros por el Mesías en la cruz.

  • Libertados del pecado: Hemos sido liberados del poder y las consecuencias del pecado, desde una perspectiva eterna. El cordón umbilical del pecado, por así decirlo, se ha cortado y ya no estamos conectados a él.

v19: Hablo como humano: Pablo está hablando aquí como un hombre. Desde una perspectiva humana.

  • La flaqueza de vuestra carne (Humana debilidad – 1960): Muchos creyentes (especialmente aquellos que son nuevos creyentes) son débiles espiritualmente. Todavía están muy conectados con las cosas de este mundo debido a su falta de conocimiento de las cosas espirituales. Son como bebés espiritualmente.
  • Presentasteis vuestros miembros:Entregaron sus cuerpos y cada parte de ustedes mismos. Pablo ha usado este ejemplo unas cuantas veces. La repetición muestra énfasis.
  • Iniquidad: Contra la Torá (contra la Ley).
  • Así ahora: Hay un cambio.
  • Santificación: Santidad. Esta es la meta o el objetivo de un creyente. Deseamos vivir vidas santas y agradables ante Di-s. La santidad está ligada a los propósitos de Di-s.

v20: Libres acerca de la justicia: Mientras éramos esclavos del pecado, no teníamos conexión con la justicia. Fuimos separados o liberados de la justicia.

v21: ¿Qué fruto teníais? El comportamiento pecaminoso no produjo buen fruto. De hecho, produjo vergüenza.

  • El fin de ellas es muerte: De nuevo, Pablo reitera que el pecado lleva a la muerte.

v22: Tenéis por vuestro fruto la santificación: Hay evidencia en nuestras vidas de santidad. El fruto que ahora estamos produciendo ya no conduce a la vergüenza.

  • Como fin: El objetivo final de esta nueva condición en la que nos encontramos.

v23: Dádiva: Este regalo es gratis.

  • Vida eterna: Vida del Reino
  • En Mesías Yeshúa: Solo se encuentra en una relación de pacto con Él.
  • Señ-r: Él es Aquel a quien servimos. Él es nuestro Maestro y Aquel que ahora tiene autoridad sobre nosotros. Su voluntad se convierte en nuestra voluntad. Sus pensamientos nuestros pensamientos. Su camino nuestro camino. Cuando esto se convierta en nuestra realidad, conoceremos la verdadera alegría y la paz.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error214
fb-share-icon0
Tweet 371

Leave a Reply