Estudio Bíblico de Hebreos No. 12

Nuestra última lectura de esta semana es de Hebreos 5:1-5

El autor de Hebreos establece un fundamento al comenzar este capítulo mirando a los sacerdotes típicos, el sacerdocio levítico. Podemos estar seguros de este fundamento, como está establecido en las Escrituras, la Torá, los libros pertenecientes a la Ley. Es a través de estos libros de la Ley que se nos da un marco para que podamos entender una mayor revelación, es decir, la persona y obra del Mesías Yeshúa. Tenemos que entender la Ley de dos maneras:

1. Son mandamientos bíblicos.

2. La Ley también se compone de relatos / cuentos / historia / eventos que se comparten con nosotros: individuos y familias y acontecimientos que tuvieron lugar.

El Antiguo Testamento nos da, por así decirlo, los lentes apropiados para entender el Nuevo Testamento.

v1: Tomado de entre los hombres: Los sumos sacerdotes y el Mesías tienen algo en común: todos son completamente hombres. Sin embargo, los ex sumos sacerdotes tenían escasez con su humanidad. El Mesías era plenamente hombre, pero también divino. Somos, pues, recipientes de un mejor sacerdocio. El Mesías es capaz de producir resultados eternos para nosotros.

  • Constituido a favor de los hombres: Los sumos sacerdotes servían en nombre de los hombres.
  • En lo que a Di-s se refiere: Para el servicio a Di-s.Todos los sacerdotes tienen esto en común: tienen un servicio particular que realizar. La prioridad del ministerio, servicio sacerdotal es tratar el problema del pecado. El trabajo realizado por los sacerdotes de la tribu de Leví fue insuficiente, no tuvo implicaciones eternas. Di-s designó a estos sumos sacerdotes para mostrarnos un modelo de lo que estaba por venir, ayudándonos a comprender mejor la obra y el ministerio del Mesías, nuestro Gran Sumo Sacerdote.

v2: Que se pueda compadecer: Los sumos sacerdotes eran humanos y podían entender las debilidades de otros humanos. Podían mostrar compasión porque también luchaban con el pecado.

  • Los ignorantes: En Levítico 4 habla de pecados que no son intencionales. Estos son pecados cometidos “por ignorancia”, ya que no se sabía que tal comportamiento era una violación. Hay consecuencias por el pecado, ya sea que con o sin intención desobedezcamos la Palabra de Di-s.
  • Extraviados: Esto es pecar con engaño, pecar intencionalmente – había una convicción de que lo que estaban por hacer estaba mal. Debido a que somos seres frágiles y carnales, a veces nos rebelamos contra Di-s y esto tiene implicaciones, consecuencias. Los sacerdotes sabían que alguien podía pecar sin querer. El castigo por el pecado voluntario generalmente era mayor que el castigo recibido por los pecados no intencionales.

v3: Hay un problema con el pecado. El sumo sacerdote pecaba, así como pecaba el pueblo. Tenía que hacer expiación, ofreciendo sacrificios, por su propio pecado antes de poder hacer expiación por los pecados del pueblo (Levítico 16:11-16). Las ofrendas que estos sumos sacerdotes ofrecían no eran eternamente suficientes y tenían que ser hechas diariamente, anualmente. Solo podían cubrir el pecado (una expiación) y detener el juicio de Di-s por solo un año más, hasta el próximo Día de la Expiación. El sacrificio ofrecido por el Mesías, como vamos a ver, fue superior. Él no solo cubrió el pecado para mantener a distancia el juicio de Di-s (expiación), sino que lo eliminó por completo para que no permanezca (esto se llama propiciación). Su obra es suficiente para la eternidad. Esto no puede ser cambiado o alterado por nadie, porque hay un poder sobrenatural en ello que un sumo sacerdote regular no podría ejercer.

v4: Nadie toma para sí esta honra: Ellos noeran voluntarios o solicitaron este puesto. El fundamento de los sumos sacerdotes fue Aarón, él fue el primero. No se ofreció como voluntario. De hecho, no sabía nada del sacerdocio.

  • El que es llamado por Di-s: A través de la revelación divina, Di-s llamó a Aarón, así como llamó a otros a esta posición.

v5: Así también (1909): De la misma manera. El paradigma era que el sacerdocio fuera llamado por Di-s, así también el Mesías fue llamado por Di-s. El Mesías no se glorificó para convertirse en Sumo Sacerdote, sino que fue Él quien le habló.

  • Tú eres Mi Hijo, Yo te he engendrado hoy: El Mesías no escogió ser el Sumo Sacerdote, pero la Palabra de Di-s lo confirmó (ver explicación de Hebreos 1:5). Yeshúa sirvió a Su Padre con el propósito de lidiar con el pecado. Cada sacerdote lidió con el pecado.
  • Hoy: Bíblicamente esto habla de oportunidad. Hay una oportunidad para que respondamos a lo que Di-s está revelando: que Yeshúa es Su Hijo.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error215
fb-share-icon0
Tweet 371

Leave a Reply