¡Shabbat Shalom! Parashá Vaiélei

Porción de la Torá: Vaiélei (Y él fue)
Lectura de la Torá: Deuteronomio 31:1-30
Lectura profética: Oseas 14:2-10, Joel 2:11-27, Miqueas 7:18-20

Parashá Vaiélei

“Teme a HaShem, Dale a Él Prioridad”

En la porción de la Torá de esta semana, Moisés anima al pueblo por última vez. Sabe que a la edad de 120 años su muerte está cerca. Como siempre, los pensamientos de Moisés no son para sí mismo, sino para el pueblo que Di-s encomendó a su liderazgo. Él ofrece algunos consejos sabios a la gente diciendo:

“Sé fuerte y valiente, no los temas ni los estimes, porque el Señ-r tu Di-s es el que va contigo. Él no te dejará ni te desamparará”. Deut. 31:6

Este consejo se da al pueblo poco antes de que Israel cruzara el Jordán para tomar posesión de la tierra que HaShem les había prometido. De este pasaje aprendemos una verdad importante: solo porque Di-s nos prometa algo, eso no significa que podamos simplemente sentarnos y recibirlo. Debemos responder a Su palabra de manera apropiada. ¿Qué es lo que revela este versículo acerca de nuestra respuesta ante Di-s?

En primer lugar, Moisés nos manda a “Sé fuerte y valiente”. Esta frase implica que debemos utilizar los recursos que Di-s nos ha proporcionado y hacerlo con confianza. La Escritura es muy clara en que Di-s proveerá para nuestras necesidades. No necesariamente nuestros deseos, sino lo que necesitamos para cumplir Su voluntad. El valor que necesitamos es seguir adelante, seguros de que aunque a veces no veamos Su provisión, o no nos sintamos fuertes, Di-s ciertamente nos suplirá en el momento crítico. Cuando Moisés dice “no temáis”, lo que quiere decir es que no os concentréis en el obstáculo / enemigo, sino en la tarea que tenéis entre manos. La palabra “miedo” en hebreo a menudo tiene un significado de prioridad. Por lo tanto, Moisés está diciendo “no permitan que nada tenga prioridad sobre Di-s”. Es cuando prestamos nuestra atención a los obstáculos que enfrentamos en la vida y les permitimos apartarnos de las instrucciones de nuestro Señ-r que comenzamos a encaminarnos hacia la derrota.

La siguiente frase es más reveladora. Moisés dice “no los estimes (al enemigo)”. La palabra significa tener sentimientos de admiración por. En este contexto, Moisés está advirtiendo al pueblo que no piense que las personas en la tierra de la que Di-s quiere que tomen posesión son mejores, más fuertes o están en una mejor posición que los israelitas. Una vez más, es parte de la naturaleza humana pensar que nuestros enemigos tienen una ventaja sobre nosotros. Muchas personas luchan con la confianza en sí mismas y con tener una imagen adecuada de sí mismas y, por lo tanto, a menudo se sienten inferiores a los demás. Incluso si este es el caso, que el enemigo es más numeroso, mejor equipado y realmente tiene “la sartén por el mango”, nunca los estimes y digas: “Oh, me gustaría estar en sus zapatos”. ¿Por qué no deberíamos sentirnos así si tienen una ventaja física sobre nosotros?

Porque hay una cosa que tiene el creyente que el enemigo no tiene. Moisés revela esto en la siguiente frase cuando dice: “Porque el Señ-r tu Di-s es el que va contigo”. El hecho de que HaShem esté con nosotros significa que si estamos haciendo lo que Él nos ha asignado, Su influencia eclipsará todas las posibles ventajas que el enemigo tiene sobre nosotros. Moisés concluye recordándole al pueblo la fidelidad de HaShem y dice: “Él No te dejará ni te desamparará”. En esta frase uno aprende que Di-s no será descuidado con Su pueblo. La palabra implica dejar caer. No una caída en un intento voluntario de dejar ir o soltar, sino más bien una especie de accidente. Los seres humanos dejan caer cosas todo el tiempo. Tendemos a ser descuidados y este descuido muchas veces es la causa de los accidentes. No es así con Di-s. Él siempre está atento a su pueblo y las promesas que hace. Mientras que tú y yo podemos ser olvidadizos o permitirnos ser desviados por las cosas de la vida, Di-s no es susceptible a tales cosas. Moisés está afirmando con fuerza que Di-s no será descuidado con Su pueblo ni nos dejará voluntariamente.

Podemos depender de Él siempre para hacer las cosas que Él ha dicho. Con esto en mente, ¿qué tipo de personas debemos ser? Personas que lo estiman, que le dan prioridad total sobre nuestro ser. Debemos avanzar con Él hacia los desafíos que nos presenta con un gozo que nos permita compartir Su victoria. Estas verdades son las que hicieron que Juan dijera en el libro de Apocalipsis que somos más que vencedores en el Mesías.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error214
fb-share-icon0
Tweet 371

Leave a Reply