¡Shabbat Shalom! Parashá Behaalotjá

Porción de la Torá: Behaalotjá (Cuando enciendes)

Lectura de la Torá: Numeros 8:1-12:16

Lectura profética: Zacarias 3:1-4:7 (2:14-4:7) en hebreo)

Parashá Behaalotjá

Uno Debe Someterse a Los Líderes de HaShem y Regocijarse por La Forma en Que Di-s Usa a Los Demás.

En la lectura de la Torá de esta semana, Parashá Behaalotjá, se desafió el liderazgo de Moisés. La gente no se quejaba porque Moisés estuviera haciendo un mal trabajo, sino porque a menudo no les gustaba la dirección en la que los estaba llevando, que era donde Di-s quería que estuvieran. El hecho de que uno sea creyente no significa automáticamente que quiera someterse a todo lo que Di-s quiera. Es desafortunado que tan a menudo haya un espíritu rebelde entre el pueblo de Di-s. Sé que esto es cierto porque también lucho con un espíritu rebelde. Es la parte de nuestra naturaleza carnal que cada creyente tiene que llevar a la sumisión.

Al final del parashá se lee que incluso la familia de Moisés lo desafió como líder designado por HaShem entre los hijos de Israel. Miriam y Aarón, la hermana y el hermano de Moisés, hablaron en contra de su hermano y dijeron que realmente no había diferencia entre ellos y Moisés,

“Dijeron: ‘Fue solo con Moisés que habló HaShem, seguramente también con nosotros habló y HaShem escuchó”. Numeros 12:2

A Miriam y Aarón les resultó difícil aceptar que Di-s seleccionó a su hermano en lugar de a ellos para ser el líder. En la raíz de su disputa estaban los celos. Es muy interesante que cuando Miriam y Aarón comenzaron a desafiar a Moisés, primero lo criticaron por casarse con la mujer cusita (etíope). La mayoría de los eruditos creen que se trata de Tzipporah, con quien Moisés se casó en Madián, que era hija de Yitro (ver Exodo 2:16-22). Es interesante que recién ahora Miriam y Aarón plantearon su argumento de Tzipporah. Esto muestra que o bien tenían amargura en sus corazones todo el tiempo por esta mujer o que están usando los prejuicios como un medio para reunir apoyo para su deseo de destronar a Moisés. Tenga en cuenta que dos veces en el primer versículo del capítulo 12 se mencionó el hecho de que ella era etíope.

Hoy en Israel hay muchos nuevos inmigrantes de Etiopía. Lamentablemente, hay algunos israelíes que no están contentos de que ellos estén aquí. Ha habido escuelas que no quieren recibir niños etíopes como nuevos estudiantes. Afortunadamente, esta actitud no describe a la gran mayoría de los israelíes. De hecho, deberíamos regocijarnos de que haya etíopes inmigrando a Israel. ¿Por qué? Porque las Escrituras profetizan que los etíopes de hecho emigrarían a Israel,

“Del otro lado de los ríos de Cus (Etiopía) mis intercesores, hija de los dispersos traerá mi ofrenda”. Sofonias 3:10

Volviendo al tema en cuestión, Miriam y Aarón pensaron que no había diferencia entre ellos y Moisés. Es significativo que cuando HaShem los separó, el aspecto de Moisés que mencionó fue la humildad de Moisés,

“Ahora bien, el hombre Moisés era muy humilde, más que cualquier otro hombre en la tierra”. Numeros 12:3

La humildad es la única cualidad que todo aquel que quiera servir a Di-s debe tener. Cuando HaShem comienza a hablar sobre la singularidad de Moisés y por qué Él habla con Moisés cara a cara y no a través de sueños o visiones, HaShem llama a Moisés “Mi siervo Moisés” (ver versículo 7). Muy a menudo, las personas piensan que para que Di-s las use que deben ser individuos súper talentosos o dotados cuando, si uno se acerca a Di-s con fe y sinceridad, deseando hacer Su voluntad, HaShem proveerá todo lo que se necesita para cumplir Su voluntad.

Una pregunta común es ¿por qué Di-s solo golpeó a Miriam con lepra y no a Aarón también? Aunque nadie puede estar seguro, porque la Escritura no da una razón expresamente, hay algunos indicios de una posible razón. En primer lugar, Miriam se menciona antes que Aarón en el versículo 1. Quizás esto se deba a que fue su idea desafiar a Moisés. También el verbo que aparece en el versículo 1 (“Miriam y Aarón hablaron contra Moisés…”) está en femenino singular que modifica a Miriam y no a Aarón. Sin embargo, en el versículo 2 el verbo está en plural modificando tanto a Miriam como a Aarón. Esto ha llevado a algunos a concluir que Miriam indujo a Aarón a esto de la misma manera que el pueblo lo indujo a hacer el becerro de oro en Exodo capítulo 32.

Aunque uno no puede estar seguro acerca de muchos de los temas en este pasaje, una cosa de la que podemos estar seguros es que uno debe someterse a los líderes de HaShem y regocijarse por la forma en que Di-s usa a los demás.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error214
fb-share-icon0
Tweet 371

Leave a Reply