¡Shabbat Shalom! Parashá Ha’azinu

Porción de la Torá: Ha’azinu (¡Oigan!)

Lectura de la Torá: Deuteronomio 32:1-52

Lectura Profética: 2 Samuel 22:1-51

Parashá Ha’azinu

“Hay diferencias entre varones y hembras que deben mantenerse”

La porción de la Torá de esta semana contiene declaraciones sobre la historia de Israel e información sobre el futuro de Israel. Aunque se abordan muchos temas diferentes, hay un indicio de un principio consistente que está presente a lo largo de la existencia de Israel. Este principio es la distinción entre hombre y mujer. Remontándonos al capítulo uno de Génesis, se afirma que HaShem creó al hombre, varón y hembra los creó. El punto es que la Torá claramente hace una diferencia entre hombre y mujer y no simplemente agrupa a los dos sexos.

Hoy en día, es cada vez más políticamente incorrecto hacer cualquier distinción entre sexos. Este es simplemente un pequeño ejemplo de cómo la verdad bíblica está siendo atacada por la sociedad actual. En la parashá de esta semana se lee:

Desde fuera, una espada desolará(la palabra denota el dolor por perder un hijo) y de las habitaciones(es decir, el interior) es terror; también El hombre joven – también la joven (virgen); el niño lactanteconel hombre de pelo gris.” Deuteronomio 32:25

Este versículo habla de una situación terrible en la que si uno sale de la casa morirá en la batalla, pero la situación en el interior no es mucho mejor ya que el terror se apodera de todos los que están dentro. Al hablar de los que están dentro, la gramática es significativamente diferente. Cuando se habla del joven y la virgen (una palabra que describe a una joven que no está casada y por lo tanto se supone que es virgen), el hebreo usa la misma palabra para presentar a los dos (también). Sin embargo, en la siguiente sección, cuando no se habla de los dos sexos, sino de los jóvenes y los viejos, en lugar de presentar a los jóvenes y a los viejos con la misma palabra, se usa otra palabra (con) entre las dos categorías que en realidad sirve para unir a los dos.

Este mismo principio también se ve en el Salmos 148 que tiene una frase similar,

Los jóvenes y también vírgenes, viejos con jóvenes”. Salmos 148:12

Una vez más, las Escrituras hacen una distinción entre los sexos para enseñar que existen diferencias entre hombres y mujeres que deben mantenerse. Cuando se ignoran estas diferencias, los fundamentos mismos de la sociedad se ven desafiados y es seguro que sobrevendrá la decadencia. Como creyentes en el Nuevo Pacto debemos ser conscientes de que hay roles claros para hombres y mujeres y posiciones en la congregación local que las mujeres no deben ocupar. Aunque estas diferencias se ignoran cada vez más, Dios bendice a aquellos individuos y congregaciones que se aferran a Su Palabra sin compromiso.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error214
fb-share-icon0
Tweet 371

Leave a Reply